Aprendemos haciendo, observando

Descubrimos que en las cosas que nos rodean se esconde la magia que mueve el mundo y lo llena de vida…, ¡Bendito sea Dios que tanto nos quiere!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.